Lasers odontológicos

Láser de Agua

Este nuevo sistema consiste en la eliminación de tejidos mediante el uso de gotas de agua energetizadas por láser. La alta energía hidrocinética se origina al combinar un spray de agua atomizada con energía láser. La energía hidrocinética resultante elimina cuidadosamente y con gran precisión cualquier tejido humano, incluyendo el esmalte, tejidos óseos y tejidos blandos, sin calor y sin dolor en la mayoría de los procedimientos.

Ventajas:
• Menos agujas! No produce calor ni vibración, eliminando así la necesidad de anestesia y el pinchazo asociado a la mayoría de las intervenciones.
• El láser de agua sustituye a la turbina en muchos casos.
• La precisión de corte por láser ofrece al odontólogo la posibilidad de conservar sana más estructura dental.

Indicaciones:

• Eliminación de la caries
• Eliminación de la sensibilidad dental
• Los tratamientos periodentales
• Cirugía Oral
• Coagulación, hemostasia y descontaminación
• Endodoncia
• Promueve la cicatrización de aftas y herpes
• Facilita la cicatrización en el postoperatorio

Waterlase MD

El Waterlase MD es un revolucionario dispositivo dental que utiliza una combinación de energía de láser YSGG y agua, para llevar a cabo muchos tratamientos dentales tradicionales con menos anestesia.

La precisión y exactitud del Waterlase MD permite el tratamiento de áreas específicas de la estructura del diente y los tejidos blandos, mientras se mantiene la integridad estructural del diente, dejando las áreas circundantes sin verse afectadas.

 

Ezlase

El ezlase es un láser de diodos cuya longitud de onda es absorvida mejor por la hemoglobina y la oxihemoglobina, cortando eficientemente los tejidos sin necesidad de una elevada potencia y con menos calor.

Además de esto, ezlase reduce considerablemente el tiempo de actuación del láser, evitando el dolor producido por la acumulación de calor en la zona.

 

 Epic Biolase

Esta máquina de láser de diodos, la utilizamos en distintas intervenciones. Por un lado el denominado tratamiento del dolor, que, mediante la estimulación de la circulación sanguínea de la zona dolorida, aumentamos las células que ayudan a la curación de la zona. Por otro lado, en el corte de zonas blandas, como encías, y en la eliminación de aftas o úlceras, y por último, en blanqueamientos dentales. El procedimiento es simple. Colocamos una protección en las encías y un gel especial en los dientes, y cada 15 segundos aplicamos el láser, hasta conseguir el color deseado.